Tag Archives: Jesús

Determinación

19 Sep

“No existe nada más lleno que LLENO, ni nada más largo que PARA SIEMPRE.

Así que no puedes ofrecerme nada mejor que la vida con Jesús”

John Piper

***

SOLI DEO GLORIA

Anuncios

Verdades

28 Feb

John Piper escribió una vez refiriéndose a la oración gramatical: “Los libros no cambian vidas, las oraciones las cambian“.

El poder de las ideas plasmadas por escrito ha quedado demostrado a lo largo de la historia de la Humanidad porque es algo que ha logrado cambios a nivel mundial.

Manifiestos revolucionarios, constituciones políticas, discursos históricos, declaraciones de independencia, declaraciones de guerra, discursos y frases motivacionales de Hollywood, cánticos, libros majestuosos, cuentos infantiles, moralejas, notas periodísticas, poesías, refranes, proverbios populares, canciones populares, frases de enamorados, facebook status, tweets, son todos ejemplos del poder de las palabras. En resúmen, las palabras importan. Las palabras importan mucho.

Para el cristiano, esta afirmación toma mucho significado debido a que nuestras bases de fe están cimentadas en El Libro de Dios. Conocer y dar a conocer las palabras que Dios dejó para nosotros es un honor y privilegio; y al mismo tiempo es una responsabilidad que conlleva una gran tarea que muchas veces sobrepasa nuestros esfuerzos propios.

Tarea noble es comunicar ideas por escrito, tarea mucho más noble es comunicar por escrito verdades que edifiquen al pueblo de Dios.

En ocasiones puede ser frustrante encontrarse con convicciones honestas en su opinión, pero que demuestran al mismo tiempo ser más congruentes con enseñanzas humanas y falibles que con las enseñanzas de La Biblia.

Pienso que el estado de frustración depende de cuán fuerte sea tu convicción y compromiso de ser fiel a La Escritura y de “contender ardientemente por la  fe que de una vez para siempre fue entregada a los santos” (Judas 1:3).

He dicho en posts anteriores que algunas de las cosas que aprendemos, creemos y proclamamos como verdades absolutas, a veces son más bien adaptaciones culturales añadidas al Evangelio que verdades bíblicas en sí mismas  y, que con el pasar del tiempo erróneamente “son ascendidas” o “promovidas” y de alguna manera “dejan de ser terrenales” para llegar a ser consideradas como “sagradas” (tristemente, muchas veces más que la misma Biblia).

Como cristianos que amamos La Biblia y al Dios que nos la dio, no podemos ni debemos dejarnos llevar por este tipo de influencias.

Quiero compartir en este momento algo que David Platt escribió, que puede ser de ayuda para abrirnos los ojos a la falta de congruencia  bíblica en la cual vivimos actualmente, y así apreciar claramente los vacíos que tenemos en cuanto al conocimiento del Dios de Las Escrituras. Todo esto con el ánimo de volver a las verdades bíblicas, y a buscar y promover el rescate de las mismas con amor y con valentía.

Léelo hasta el final:

Jesús es el Alfa y la Omega.

Él es Principio y el Fin, el Primero y el Último.

Él es el Amén final.

Él es el Pan de Vida.

Él es Cristo, nuestro Creador, nuestro Libertador, nuestro Padre Eterno, Él es Dios.

Él es el Buen Pastor, Él es el Gran Pastor, Él es el Sumo Sacerdote, Él es el Santo, la Esperanza de Gloria.

Él es la imagen del Dios invisible, el Gran YO SOY, el Juez de los vivos y los muertos.

Él es Rey de reyes y Señor de señores.

Él es majestuoso y poderoso, nadie se compara a Él. Es el Hijo Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad, Él es el poder de Dios.

Él es la Resurrección y la Vida, el sacrificio supremo, el Camino, la Verdad y la Vida.

Él es la Palabra de Dios hecho carne.

Jesús es todas estas cosas.

Pero nosotros lo hemos reducido a un Salvador pobre y débil que está suplicando que lo aceptemos.

Como si Jesús necesitara de nuestra aceptación.

Jesús no necesita de nuestra aceptación.

Él no nos necesita ni a mi ni a usted en lo absoluto, NOSOTROS  lo necesitamos a Él.

Nosotros lo necesitamos desesperadamente.

Lo necesitamos en cada aliento que respiramos.

La única razón por la que tu corazón o mi corazón está latiendo es porque Jesús mismo le está dando los latidos.

¿De dónde sacamos la idea que Jesús necesita de nuestra aceptación?

Él es INFINITAMENTE DIGNO de toda gloria en todo el universo.

Somos nosotros quienes necesitamos desesperadamente de Él.

David Platt*

*David Platt es pastor de The Church at Brook Hills en Birmingham, Alabama, E.E.U.U.

SOLI DEO GLORIA

La Gran Diferencia pt 1

12 Mar

Mientras escribo esta entrada escucho el álbum Sobrenatural de Marcos Witt: “Aumenta mi Fe”, que mas o menos dice algo como esto: “Dios es nuestro Libertador, la Resurrección, la Vida, el Perdón, El ES Dios, El Salvador.”

Y con todo lo que sucede actualmente pienso que en momentos de dificultad y tribulación podemos recurrir a El, solo a El. Gracias Señor Jesús!

 Pero… ¿Dónde habré aprendido todo eso? ¿Désde cuando lo creo DE VERDAD?

Eso es una historia un poco larga de contar y voy a tratar de resumirla.

LA GRAN DIFERENCIA

Me pongo a pensar de cuanto he sido cambiado gracias a Dios… wow. Esa es la única explicación: Dios mismo es quien produce este cambio en mi manera de vivir. Y si comparo la manera en que me comporté por años con El, me siento mas inmerecedor (que palabrita) de lo que he recibido.  Años de indiferencia primero, luego de resentimiento, luego ataques directos, hasta que por su Gracia soy quien soy en la actualidad.

“Antes de Cristo” o sea, sin tener una relación personal con Dios, esto podría haber sido tan solo buena poesía y hasta interesante (no, en realidad  no me hubiera parecido NADA interesante); o podría haber sido una ofensa a  mi “autosuficiencia”; o alguna otra cosa. Simplemente por el hecho que no lo comprendía.

Decía que tenía la mente abierta (si claro). Abierta para “todo” menos a Dios

Cuando empecé a leer la Biblia me parecía justamente un conjunto de historias y nada más. No lograba entender por qué era tan especial para millones de personas alrededor del mundo (tampoco creía totalmente esto).

Empecé en el Antiguo Testamento y había partes que me dejaban mas confundido que aborígen en un parque de diversiones.

Continué leyendo para “sacarme la pica” hasta que llegué al libro de Job. Me demoré algunos meses ahí. Felizmente tenía una version Dios Habla Hoy y era entendible. Hasta el día de hoy no sé como así compraron esa Biblia pero es mas vieja que yo. (Bueno, eso es un tema aparte)

En el libro de Job pude empezar a entender un poco de lo que Dios quería que supiera de Su Carácter: El Es el Dios Todopoderoso y nosotros no podríamos ganar una discusion con El.

En Proverbios me enamoré de la Sabiduría contenida en tantas palabras. 

Hasta ahí todo normal. Luego llegué a los Profetas y otra vez empezó la confusión.

Tantos libros con tantas profecías extrañas y sin explicación alguna (así me parecía).

Abandoné la lectura por aburrimiento…

Meses después retomé desde el Nuevo Testamento y dejenme decirles que ahí cambió totalmente la historia!

Los hechos relatados en los evangelios me atrayeron en gran manera. A pesar de haber estudiado en colegio católico no recuerdo haber leído nunca la Biblia de esa manera. Era como agua para el sediento (bueno, no tanto al principio). TENÍA que conocer a este Jesús, tan diferente al aburrido que nos contaba el cura en misa o en plena formación antes de ingresar a clases (esos dos lugares para mi son los mas aburridos para aprender acerca de Jesús).

Jesús me parecía tan atrayente, tan radical (en el sentido cool, como para que entiendan los “radicales” de mi Península).

Sin embargo, en el apuro de leer mas acerca de El, me salte la parte que “no lo mencionaba” (Juan capítulo 1:1-18) y continué leyendo acerca de su humanidad. (Al que no lo sabe, en esa parte se ve clarito que Jesús, El Verbo, ES Dios)

Algún tiempo luego (tal vez un año), me convencí de la deidad de Jesucristo. Y lo que les parecía lo mas obvio a la mayoría de creyentes, para mí fue como descubrir o inventar la rueda!!!

WOW! que revelación! Jesús es Dios!

Y sin embargo, aún no terminaba de entender totalmente el mensaje de la Biblia…

Continuará

La Gran Diferencia pt 2

12 Mar

Por favor, si no has leído la primera parte te recomiendo que lo hagas ahora! Gracias

Parte 2:

Fue luego de un Retiro/encuentro de Galilea (Sept. 2006) y luego de un par de meses de pasar en la playa (2007) que pude aprender y comprender la verdad del evangelio (Por eso amo Romanos).

Gracias a las lecturas en la playa mi Biblia está manchada con bloqueador solar (las clásicas manchas amarillas que dejan los dedos).

Y gracias a Dios porque Romanos me enseñó que soy un pecador en necesidad de su Salvación.

Ya comprendía desde antes que es por fe y NO por obras que se obtiene, sin embargo Romanos me voló la tapa de los sesos con tanto Poder que hasta el día de hoy es mi favorito.

Después de leer Romanos, nada fue igual. Ese año regresé a Guayaquil cambiado. Había sido SALVADO por la fe en Jesucristo. Ese año fui hecho miembro de la iglesia donde asisto (Confraternidad Cristiana Shalom) y fui bautizado un mes luego.

¡JAMAS en la vida hubiera pensado que iba a ocurrir eso!

Poco a poco continué en las lecturas y pude entender que la persona que no tiene una relación con Dios se encuentra muerta espiritualmente.

 En Efesios 2:1 Pablo les habla a los hermanos de esa Iglesia de su estado anterior: “…ustedes estaban muertos en sus transgresiones y pecados…”

“Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo…” (2:4-5)

Comprendí que por eso se nos hace imposible entender los asuntos de Dios y se nos hace difícil y hasta aburrido leer la Biblia. Porque son asuntos espirituales

Eso es exactamente lo que dice el Apóstol Pablo en otra de sus cartas: 

“…el hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son necedad; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente.”  (1 Corintios 2:14)

 Esto que escribo no es una simple historia para entretener, es parte de mi vida y parte de mi nueva vida. Si me conociste antes no comprenderás que me pasó, exactamente por lo que acabo de escribir.

 TODOS necesitamos de un Salvador que nos reviva y nos haga espiritualmente vivos. ESE Salvador es Jesucristo. El Jesús de La Biblia, no el que nos pintan en otros lugares, todo flaco (trabajaba en construcción así que debió ser “rayado”). El fue un rebelde en cuanto a las mentes cuadradas de los lideres religiosos de su época (cualquiera que haya estudiado en colegio religioso quisiera ser como El; la gran diferencia en este caso es que El lo hizo justificadamente). Vino como Cordero hacia el matadero por amor a los escogidos pero volverá como el León que es a vengar a TODOS los salvos por su sangre,(quienes estan inscritos en el Libro de la Vida) y han sido asesinados a lo largo de la historia. Con ojos de Fuego, manchado en sangre. Ese el Dios que es Digno de amar y servir. El Dios quien a pesar de ser lo MAS Grande y Puro y Santo que existe se sacrificó por nosotros, tan pequeños, impuros y pecadores por naturaleza. Todo por amor a nosotros, por amor a tí.

Aún cuando vivimos en abierta rebeldía hacia El, nos ama y nos ha elegido para formar parte de Su Pueblo y ser parte de Su Reino.

No existe la manera que alguien que conoce de verdad a Jesús pueda negar que El es Bueno y es Bueno SIEMPRE y que vive para SIEMPRE!!!

A %d blogueros les gusta esto: