Segunda Acusación

21 Jun

por Paul Washer

La segunda acusación: Ignorancia sobre Dios.
A veces me piden: – “Hermano Pablo, por favor venga a nuestra iglesia y haga una serie semanal de mensajes sobre los atributos de Dios.
Y muchas veces digo: – “Bueno, hermano, ¿lo ha pensado bien?”
Me contestan, – “¿Qué quiere decir con eso de si lo hemos pensado bien?”
Le contesto, – “Bueno, es un tema bastante controversial, el que me está dando, para ir a enseñar a su iglesia”.
Me dicen – “¿Qué quiere decir con eso de que “es controversial”? Se trata de Dios. Somos cristianos. Esta es una iglesia. ¿Qué quiere decir con eso de que “es controversial”?
Le digo: – “Querido pastor, escúcheme. Cuando comience a instruir a su gente sobre la justicia de Dios, la soberanía de Dios, la ira de Dios, la supremacía de Dios, la gloria de Dios, algunos de sus mejores y más antiguos miembros de la iglesia, van a pararse, y van a decir algo parecido a esto: “¡Ese no es mi Dios! ¡Yo jamás podría amar a un Dios así!”, porque tienen un dios que han hecho con su propia mente, y ellos aman lo que han hecho”.
Jeremías 9:23‐24: “Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.”
Salmo 50: “Pensabas”, … Dios está hablando: “Pensabas que de cierto sería yo como tú; pero te reprenderé, y las pondré delante de tus ojos. Entended ahora esto, los que os olvidáis de Dios, no sea que os despedace, y no haya quien os libre.”
Ahora, ¿cuál es el problema aquí? Hay una falta de conocimiento de Dios. Muchos de ustedes, posiblemente piensen, “Oh, hablar sobre los atributos de Dios y teología, es algo muy sofisticado, y no tiene ninguna aplicación práctica”.
¡Escúchense ustedes mismos al hablar, diciendo que el conocimiento de Dios no tiene aplicación práctica!
¿Saben por qué todas las librerías cristianas están llenas de libros de auto-ayuda, y cinco maneras de hacer aquello, y seis formas de ser piadoso, y 10 formas de no caer en pecado? ¡Porque la gente NO conoce a Dios!
Y por eso se les tiene que dar todo tipo de dispositivos triviales de la carne para mantenerlos caminando como las ovejas deben caminar.
1 Corintios 15:34. “Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo.” ¿Por qué hay pecado desenfrenado incluso entre el pueblo de Dios? La falta de conocimiento de Dios; ¡de Dios!
Ahora permítanme hacerles una pregunta. ¿Cuándo fue la última vez que asistieron a una conferencia sobre los atributos de Dios? ¿Cuándo fue la última vez, que como pastores enseñaron durante todo un año quién es Dios? ¿Cuánto de todas las enseñanzas que se dan en América toda la semana tiene algo que ver con quién es Dios?
Y luego se nos hace extraño.
¿No es tan fácil ir con la corriente? Solamente seguir a todos los demás, y luego un día escuchar algo como esto y de repente decirte a ti mismo, “No puedo ni recordar cuando alguien enseñó sobre los atributos de Dios.”
Con razón somos el pueblo que somos.
Conocerlo; de eso es de lo que se trata todo. Eso es la vida eterna. Y la vida eterna no comienza cuando se pasa a través de las puertas de gloria. La vida eterna comienza con la conversión. La vida eterna es conocerlo. ¿En serio piensan que van a estar entusiasmados de cruzar las puertas de perla y caminar por las calles de oro por toda una eternidad? La razón por la cual no perderán la cabeza en la eternidad es por esto: hay Uno que está allí que es infinito en gloria, y van a pasar una eternidad de eternidades tratando de seguirlo, y nunca podrán ni siquiera sujetar con sus brazos la base de Su montaña.
¡Comiencen ahora! Hay tantas cosas que quieren saber, y hacer, y todos esos libros. Consigan un libro sobre Dios, éste, la Biblia, y estúdienlo para conocerlo. Para conocerlo.
El domingo por la mañana…
Como resultado de todo esto, les sugeriría que sería mejor que incluso no tuvieran un domingo por la mañana. El domingo por la mañana es la hora de mayor idolatría en toda la semana de América porque la gente no está alabando al único Dios verdadero ‐la gran mayoría por lo menos‐, están alabando a un dios que formaron en sus propios corazones, por su propia carne, dispositivos satánicos e inteligencia del mundo. Han hecho un dios a semejanza de sí mismos, y se parece más a Santa Claus que a Jehová.
¡No puede haber temor del Señor entre nosotros porque no hay conocimiento del Señor entre nosotros!

***

SOLI DEO GLORIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: