¿Esquizofrenia Espiritual?

2 May

…cada aspecto de la vida queda bajo sospecha de tener ataduras espirituales; por tanto se justifica una pastoral mágica que encuentra, literalmente, demonios en todo. No extraña esta forma de ver la realidad, porque la Guerra Espiritual ha demonizado el mundo, ha hecho del mundo y las personas -sobre todo- el campo de batalla por excelencia entre la luz y las tinieblas. Pero, ¿y el abuso de los poderosos sobre los débiles? ¿y los militares genocidas que andan libremente por las calles?, ¿y las políticas económicas que causan miseria,desesperación, suicidios y otros males familiares y sociales,? ¿y el narcotráfico, que ha llegado a las altas esferas del poder en algunos países latinoamericanos?, ¿y los miles de presos injustamente encarcelados?, ¿y las dictaduras que se visten ropaje democrático? ¿O es que acaso las ataduras demoníacas no afectan a los ámbitos sociales, económicos y políticos de la vida de las personas y de los países?.
Esta carencia de visión, respecto a la totalidad de la vida humana, es lo que ha convertido a la Guerra Espiritual en una ideología religiosa a veces cómplice del status quo; por tanto, contraria a todo proyecto de cambio social.
***
A la mayoría (de las culturas) las encuentra habitadas por demonios y, por tanto, objeto de diversas batallas espirituales para conquistar nuevos territorios “para el Señor”. Cualquier defensa que una persona haga de su cultura, inmediatamente será interpretada como un disfraz diabólico. Dice un predicador neopentecostal: “Bajo el disfraz de tradiciones culturales, estamos abriendo puertas de maldición a nuestras ciudades y naciones”. Es bastante claro que esta lectura teológica se opone a todo tipo de diálogo interreligioso e intercultural.
Efectivamente, todas las culturas, especialmente las que son muy antiguas (maya, azteca, inca por ejemplo), dicen los neopentecostales, han dejado como herencia a sus habitantes actuales una serie de maldiciones y espíritus territoriales que detienen la evangelización y que los oprimen. Esta opresión, si bien es ante todo espiritual, se evidenciaría en el nivel de vida y en las formas de organización política.
Como dato curioso, pero bastante usual es que los representantes más connotados de la Guerra Espiritual, como Cindy Jacobs, han encontrado que sólo habitan demonios en los países comunistas o en aquellos abiertamente adversos a la política estadounidense.
Martín Ocaña Flores
Los Banqueros de Dios – Una Aproximación Evangélica a la Teología de la Prosperidad

SOLI DEO GLORIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: