Vintage: Lutero y la Fe

10 Nov

10 Noviembre 1483 – 18 Febrero 1546
La fe no es algo soñado, ni una ilusión humana, aunque esto es lo que mucha gente entiende por el término. Cuando ven que no es seguida por una mejora en la moral o en las buenas obras, caen en el error de declarar que la fe no es suficiente, que tenemos que hacer obras si queremos ser justos y así alcanzar la salvación.
La razón es que al escuchar el Evangelio, se equivocan. En sus corazones evocan una idea de lo que ellos llaman creencia, a la cual tratan como fe auténtica. De todos modos, no es sino una invención humana, una idea sin una experiencia correspondiente en el fondo del corazón. Por tanto, es ineficaz y no es seguida por un mejor tipo de vida.
La fe, sin embargo, es algo que Dios efectúa en nosotros. Nos cambia y nos hace renacer de Dios mismo. La fe pone el viejo Adán a morir y nos hace hombres muy diferentes en nuestro corazón, en nuestra mente y en todas nuestras facultades. Y es acompañada por el Espíritu Santo.
El hombre que no ha nacido de nuevo es un hombre sin fe; se encuentra a tientas tratando de palparla y buscando hacer buenas obras, pero ni siquiera sabe lo que es la fe o las buenas obras.
 En verdad es imposible separar las obras de la fe, de la manera en que es imposible separar el calor y la luz del fuego.
Martín Lutero
SOLI DEO GLORIA
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: