El mensaje de La Biblia D.A. Carson

24 Oct

Dios es el Dios soberano, trascendente y personal que ha hecho el Universo, incluidos nosotros, portadores de su imagen. Nuestra miseria se encuentra en nuestra rebeldía, nuestro alejamiento de Dios, que, a pesar de su paciencia, atrae la ira implacable.
Pero Dios, precisamente porque el amor es la esencia misma de su carácter, tomó la iniciativa y preparó para la futura venida de su propio Hijo, el levantar un pueblo al que se le enseñó algo de sus planes, en los cuales esperaron, mediante las estipulaciones del pacto, el culto del templo, los sistemas de sacrificio y del sacerdocio, por los reyes y por los profetas.
En la plenitud de los tiempos su Hijo vino y tomó la naturaleza humana. Él no vino, en primera instancia, a juzgar sino a salvar: murió la muerte de su pueblo, se levantó de la tumba y, al volver a su Padre celestial, dejó como herencia al Espíritu Santo como el pago inicial y la garantía del mejor regalo se ha asegurado para ellos: una eternidad de Gozo en la presencia de Dios mismo, en un cielo nuevo y una tierra nueva, en los cuales habita la justicia.
La única alternativa es ser excluido de la presencia de este Dios para siempre, en los tormentos del infierno.
Lo que los hombres y las mujeres deben hacer, antes de que sea demasiado tarde, es arrepentirse y confiar en Cristo, la alternativa es no obedecer al evangelio (Romanos 10:16; 2 Tesalonicenses 1:8, 1 Pedro 4:17).
D.A. Carson
SOLI DEO GLORIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: