Vintage: Patton y la Oración

11 May

Dios es nuestro Padre, nos ama y puede y quiere socorrernos. Tenemos acceso a Él, y nos ha prometido escucharnos cuando nos diriginos a Él en el nombre de Cristo.
Se nos invita a que lleguemos confiados al trono de la gracia. Se nos asegura que el Espíritu Santo intercede por nosotros, y Cristo vive siempre para servirnos de intercesor. Es pues natural que la criatura de Dios procure ponerse en comunicación con su Padre Celestial. Salvados por su gracia, conservados por su poder, conducidos por su Espíritu, sería extraño que los cristianos no se regocijasen al disfrutar del privilegio de dirigirse a Dios, usando el lenguaje de la adoración, de acciones de gracias, de confesión y de ruegos, pidiéndole mercedes y su gracia.
Y como la oración es la expresión natural del sentimiento religioso, debemos por lo mismo, esperar que la vida religiosa se promueva por el hábito de la oración.
El rostro de Moisés resplandecía cuando bajó del monte en donde había estado hablando con el Señor.
Nada más hará bello y radiante al carácter cristiano que la comunicación con Dios. El que quiera ser semejante a Dios, debe andar como lo hizo Enoc.
El que quiera resistir las tentaciones del mundo, debe descender a los deberes diarios de la vida desde la cima del monte de la oración.
Francis L. Patton
Sumario de Doctrina Cristiana, Capítulo XI: Los Medios de Gracia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: