Sufrimiento y Soberanía de Dios II

2 May

Seis razones por las que Dios ha establecido que sus siervos sufran

Nuestra pregunta sigue siendo: ¿por qué? ¿Porqué Dios estableció que Pablo habría de sufrir tanto? Dios es soberano. Hasta un niño sabe que Dios podría acabar con Satanás hoy mismo si quisiera, y acabar con los ataques que lanza sobre la Iglesia. Pero Dios quiere que la misión de la Iglesia avance en medio de la tormenta y del sufrimiento ¿Por qué? Mencionaré seis razones:
Razón # 1
1. El sufrimiento produce fe y santidad
Como acabamos de ver en Hebreos 12, Dios disciplina a sus hijos mediante el sufrimiento. Su objetivo es que nuestra fe y nuestra santidad aumenten. “
El nos disciplina para nuestro bien, para que participemos de su santidad” (v.10). Jesús también pasó por esa experiencia. “Y aunque era Hijo, aprendió obediencia por lo que padeció” (Hebreos 5:8). Eso no quiere decir que Jesús pasara de ser desobediente a ser obediente. El mismo autor de dice que Jesús nunca pecó (Hebreos 4:15).
Nuestra obediencia no solo necesita ser probada, sino también purificada de ese sentimiento de autosuficiencia que a veces nos caracteriza, y de la influencia que el mundo ejerce sobre nosotros.
Pablo describió esta experiencia en su propia vida de la siguiente manera:
“Porque no queremos que ignoréis, hermanos, acerca de nuestra aflicción sufrida en Asia, porque fuimos abrumados sobremanera, más allá de nuestras fuerzas, de modo que hasta perdimos la esperanza de salir con vida. De hecho, dentro de nosotros mismos ya teníamos la sentencia de muerte, a fin de que no confiáramos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos” (2da Corintios 1:8-9)
Pablo no achaca el sufrimiento a Satanás, sino que dice que Dios lo planeó para que su fe aumentara. Dios derribó todos los elementos de apoyo del apóstol Pablo para que éste no tuviera mas remedio que caer rendido ante Dios y recibir su esperanza de la promesa de la resurrección.
Ése es el propósito principal del sufrimiento misionero: alejarnos de lo que el mundo ofrece y empujarnos a poner nuestra esperanza única y exclusivamente en Dios (cf. Romanos 5:3-4). Dado que la libertad para amar fluye de este tipo de esperanza radical (Colosenses 1:4-5), el sufrimiento es el medio principal que Dios usa para que sus siervos crezcan en compasión.
Miles de misioneros a lo largo de los siglos han descubierto que las penalidades de la vida han sido para ellos la escuela de Cristo donde han aprendido lecciones sobre la fe que no habrían podido aprender en ningún otro lugar.
John Piper, Alégrense Las Naciones 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: