Muere al pecado

24 Ene

“…y El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados. Pues vosotros andabais descarriados como ovejas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Guardián de vuestras almas.” 

1era Carta de Pedro 2:24-25 

Si, Jesus murió como sustituto por los pecadores, y esa obra es tu esperanza de salvación. Pero Jesús no solo murió para justificar al malvado. Su muerte fue también diseñada para guiarte en tu diario morir y vivir.
Pedro dice que Jesús murió por nosotros para que nosotros muramos a nuestros pecados. Jesús murió por nuestros pecados sufriendo la ira de Dios en lugar de los pecadores. Por sus heridas nosotros somos sanados. A través del sufrimiento del único justo, los malvados son justificados. Tú, cristiano, eres justificado. Pero su muerte debe llevarte también a morir.
Mueres a tus pecados y vives para la justicia a través de la obra continua de fe y arrepentimiento. Morir al pecado es negar su influencia y reconocer que no tiene poder sobre ti. Significa que reconoces tu propia corrupción e identificas tus tentaciones mientras descansas en la liberación que Dios ha provisto a través del sacrificio de Jesús. No eres más esclavo del pecado, y el pecado no es más tu dueño. Mientras mueres al pecado (reconociendo y viviendo en la realidad que Jesús te ha liberado) puedes vivir para la justicia. Vivir para la justicia es seguir a Cristo en santidad y crecer en gracia.
Lo que esto significa es que la muerte de Jesús no es sólo lo que te limpia de culpa, sino que es también el medio por el cual experimentas transformación.  Tu progreso en la fe, tu santificación, no es resultado de la fuerza de voluntad o de la educación sino la consecuencia de la obra expiatoria de Cristo. Esa es tu confianza y esperanza. Puedes morir al pecado porque Él murió por tu pecado.
¡Puedes vivir en justicia porque Jesús ha resucitado de la muerte y en Él estás verdaderamente vivo!
Hoy es un día para morir y para vivir.
Joe Thorn – Note To Self, 2011

Soli Deo Gloria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: