Acción de Gracias: Recuerda, Asómbrate y Regocíjate

24 Nov

El día de hoy muchos cristianos en el mundo celebrarán el Día de Acción de Gracias.

Aunque es una costumbre especialmente estadounidense (conmemora la celebración exitosa de la cosecha por parte de los Peregrinos en lo que hoy es Plymouth, Massachusetts. Aunque existen evidencias que exploradores españoles en Texas realizaron celebraciones de Acción de Gracias en 1598), la influencia “cultural” no ha dejado de impactar nuestras tierras latinoamericanas y algunos tendrán su cena de Día de Acción de Gracias.

Una pregunta viene a mi mente: ¿Por qué es correcto para muchos celebrar Halloween pero no es correcto celebrar el Día de Acción de Gracias? Interesante pregunta que no voy a responder en este momento.

La celebración original de los peregrinos fue un acto de agradecimiento a Dios quien de acuerdo a su bondad y misericordia permitió que la temporada de cosecha sea abundante y buena, lo que les permitió permanecer en la tierra a la que habían llegado desde Inglaterra.

Es común y hasta lógico agradecer cuando la cosecha ha producido en abundancia. Cuando todo va bien, todos estamos felices ¿no es cierto?

Pero existen también situaciones en la vida en que las cosas parecen imposibles de soportar y no existe nada (al menos en apariencia) por lo que podamos agradecer a Dios.

Quisiera contrastar lo que nuestra mente y nuestros sentimientos elaboran y lo que nos dice La Biblia.

A lo largo de ese gran libro encontramos muchos testimonios de personas quebrantadas o sufrientes. En la actualidad nos encontramos con lo mismo en personas que conocemos, estimamos y queremos mucho e incluso en nuestras propias vidas podemos encontrarnos con casos como este.

Suelo tener una frase: “Recuerda y Regocíjate” y me gusta utilizar la idea para esos momentos cuando nos vemos rodeados de circunstancias adversas y nos vemos tentados a olvidar la bondad del Señor. 

Conversando con Guillermo (con quien he sostenido unas muy buenas y a menudo largas conversaciones acerca de este tema), me di cuenta que parte de nuestra falta de regocíjo se da por nuestra deficiencia (y muchas veces negligencia) al recordar y asombrarnos en lo que Dios obra en nuestras vidas.

Quiero tomar el ejemplo de Habacuc. Este pasaje bíblico es uno de esos que me hace estremecer al leerlo porque me recuerda que no existe ningún problema que sea más grande que Dios y deja en clara evidencia a quién pertenece nuestro corazón, lealtad, alabanza adoración y vida enteras.

Al mismo tiempo, es uno de esos que asombra. Asombra por la determinación de Habacuc de alegrarse en Dios a pesar de todo.

Asombra porque llegas a entender que llega un momento en tu vida en que no te hace un favor quien te dice: “Tienes que ser fuerte”.

Llega un momento en tu vida en que sientes cómo se derrumba toda tu “Fortaleza” (incluidos el Puente y la Torre) que has ido poco a poco construyendo (y eso es bueno, aunque no parezca. Es bueno porque Dios busca humildad y nuestra dependencia de Él). 

Llega un momento en tu vida donde tu única salida es clamar por ayuda al único capaz de hacerlo. Al único que puede escucharte en el día de angustia, en el día en que piensas que todos te abandonan.

Estas son las palabras de Habacuc:

 

“Aunque la higuera no eche brotes, ni haya fruto en las viñas;aunque falte el producto del olivo, y los campos no produzcan alimento; aunque falten las ovejas del aprisco, y no haya vacas en los establos, con todo yo me alegraré en el SEÑOR, me regocijaré en el Dios de mi salvación. El Señor DIOS es mi fortaleza; El ha hecho mis pies como los de las ciervas, y por las alturas me hace caminar”

Habacuc 3:17-19

 

 

¿No tienes algo por lo que quieras agradecer a Dios?

Mira a tu alrededor, recuerda lo que Él ha hecho por ti, a favor tuyo en la cruz. Recuerda que TODO lo que tienes es por la Gracia de Dios. TODO, absolutamente todo.

Si nunca has tenido un acercamiento a Dios, no has disfrutado de lo que significa tener una relación con Él y estás totalmente seguro que no tienes nada por qué agradecer, mira a tu alrededor. No merecías nada y sin embargo en Su amor, Dios ha determinado que vivas y disfrutes de esta vida. Que disfrutes de una familia, de un techo bajo el cual puedes dormir, de por lo menos una comida al día (al menos una al día), de buenos amigos, de personas que te quieren y personas que te aman. Eso significa Gracia, cuando recibes cosas buenas sin que lo merezcas.

Recuerda, Recuerda bien todos los beneficios que has tenido a lo largo de tu vida. Recuerda aunque a nuestro orgulloso corazón le pueda parecer tedioso.

Asómbrate. Asómbrate como no lo has hecho en mucho tiempo. Asómbrate como cuando eras niño (o niña). Asómbrate de la manera que sólo Dios es posible de producir.

En el caso que no hayas experimentado una relación personal y única con Él, pídele que te asombre.

Y finalmente regocíjate. Regocíjate en Dios, regocíjate aunque pueda parecer algo irreal. Deléitate y descansa en Él.

Él ha cumplido sus promesas y las seguirá cumpliendo.

Recuerda: Deléitate en Él y concederá los deseos de tu corazón! (ver mi Salmo favorito: 37:4-5)

Un corazón agradecido es un corazón que vive glorificando a Dios y Él nos llama a recordar, asombrarnos y regocijarnos en Él.  

 

 

 

“No se entristezcan, porque la alegría del SEÑOR es la fortaleza de ustedes.” Nehemías 8:10

 

2 comentarios to “Acción de Gracias: Recuerda, Asómbrate y Regocíjate”

  1. Guillermo Suco 24 noviembre, 2011 a 12:06 #

    Simplemente excepcional!… Necesario de recordar cada día y, tal vez un poco más, en este día de Acción de Gracias… Regocíjate y Deléitate!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los 20 mejores posts del 2011 « Blog de Panchorobles™ - 14 octubre, 2012

    […] Acción de Gracias: Recuerda, Asómbrate y Regocíjate […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: